Buscando un amigo para el fin del mundo - Reseña, opinión

El síndrome del fin del mundo siempre viene acompañado por el “hay que vivir como si fuera el último día”, de aprovechar el momento y actuar como si no hubiera nada más. Pensamientos cliché y una que otra frase de publicidad, pero realidad jamas, ¡jamas! creemos que en serio, totalmente, crudo y real... el mundo se va a acabar.

Seeking a Friend for the End of the World, es una cinta del 2012 con un reparto reconocido: Steve Carell y Keira Knightley, entre otros. Dirigida por Lorene Scafaria.


¿De qué va todo?

“Matilda”, como llaman al meteorito, está por chocar contra la tierra en 3 semanas… así que si tuvo una vida mediocre tiene 3 semanas para no morir como uno también.

El interesante contraste es lo que hacemos los seres humanos con esa sentencia. Muchos salen a vivir todo lo que siempre quisieron, otro grupo aprovecha los excesos… alcohol, orgías, drogas.. otros son sobrevivientes y mientras todos pierden la cabeza algunos buscan refugio, porque saldrán de esta, y por supuesto la tierra no se va a poblar sola. Luego está Elsa… diablos mujer, lo que sea que tenga en la cabeza tiene mi respeto… (dense cuenta ustedes mismos). 

Con toda esta premisa, tenemos a Dodge (un personaje que no deja de recordarme a alguien muy cercano). Cuya esposa solo lo dejo un dia, como si el asteroide le recordará todo lo que no tenía y que ya no quería soportarlo. Sin embargo, Dodge es el suertudo mas grande de la vida, siendo el típico solitario que afligido vería sus últimos minutos tan asustado y seguramente algo arrepentido… se encuentra a Penny, o más bien Penny irrumpe en su vida... un chica extrovertida y decidida, el color que se contrapone al gris de Dogde… la única que siendo el fin del mundo llegaría 15 minutos tarde. 


Y ella lo acompaña a ir a buscar al amor de su vida, si Dogde la ayuda a llegar con su familia. Así que las aventuras del fin del mundo tienen ese toque de diversión, romance y mucho de redención, quizás. 

Yo diría que antes del amor siempre debería haber amistad. Y esto me agrada de esta cinta, a fin de cuentas ese es el título… y lo más gracioso es saber que aunque es el fin irreversible, inevitable, irresoluble del mundo, como dijo un amigo “lo importante no siempre es el desenlace sino el proceso”. 

Porque a veces no pasa de otra manera, y “muy poco tiempo” es lo único que se tiene. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Película El valor de una promesa, análisis, argumentos, y varias cosas que decir