Whiplash: Música y obsesión. Argumento y análisis de la película

Whiplash: Música y obsesión. Whiplash, sangre, sudor y lágrimas. O simplemente... Whiplash y la genialidad del jazz, la oscura pasión musical y el obsesivo precio de la fama. Bienvenidos a un película muy completa y amargamente buena. Argumento y análisis del film. 



Lo que hay que saber

Estrenada en el 2014, escrita y dirigida por Damien Chazelle. Whiplash fue nominada a los premios Oscar, Globos de oro y otros cuantos más en categorías como: Mejor Película, Mejor actor de reparto, Mejor guión adaptado, Mejor sonido, entre otros. 

Lo que vamos a ver

La etapa contemporánea en que nos movemos está muy marcada por la música comercial, no voy a iniciar aquí un debate entre cuál es la música comercial y cuál no, y sin atreverme a usar más definiciones que equivocadas o no, ahora no nos competen. "El jazz está muriendo", reconocerán esta frase en la película cuando cierto brillante maestro la expresa con indignación. Y es que todo aquí no deja de ser un tanto angustioso. 

Andrew Neiman posee un talento envidiable: tiene un sueño y ningún pretexto para no alcanzarlo. Es un joven de 19 años que toca la batería, sus estudios los desarrolla en un conservatorio de música llamado Shaffer, en la ciudad de Nueva york. (Cabe resaltar que en el transcurso de la película vemos al chico Neiman como un músico cada vez más completo). 


Terence Fletcher, quizá el maestro mas odiado y admirado por igual en aquel conservatorio, descubre un día al chico tocando, y no sucede... esa escena donde uno espera que el don musical de Andrew asombre a Fletcher y cambie el panorama del chico, no tiene lugar allí. Lo que nos hacen ver en cambio es un instante de frustración en una ansiada carrera músical. 

Lo que vemos a continuación es a Fletcher integrando a Andrew a su grupo de jazz del conservatorio, quien es por mucho el mejor. Y justo allí en esa escena todo ello se evidencia con la actitud del otro profesor, él sabe quien és Fletcher, y porque es que Fletcher es Fletcher, y todos lo saben, lo admiran y por qué no... lo odian. Creo que hago énfasis en este personaje porque me asombró positiva y negativamente. Los métodos que usa para alentar a los músicos no son los mejores, bueno que digo, tiene mucha razón en lo que habla, pero la forma en que enseña es intimidante psicológica y hasta físicamente. 

No hay dos palabras en el mundo más nocivas que "bien hecho".  
Fletcher 

Música y obsesión es lo sigue ahora. Andrew quiere ser el mejor, quiere lograr la fama, parte de la influencia que pudiera tener es fijarse en la carrera de su padre como escritor, este es el espejo de todo lo que no quiere ser. En cambio él se obsesiona con el jazz, la música es su vida, y aunque esto aleje a muchos, él solo respira a través de sus baquetas. Y como no mencionar la extraña compatibilidad que encuentra con Fletcher en todo esto. 

Y es que Andrew es un personaje que ha madurado a través de la música también, hasta vemos una faceta que alcanzar a los 19 de por sí ya es un logro. Andrew hace a un lado el amor, o quizá era ella quien no estaba preparada para Andrew, hay muchas formas de ver aquí cómo funcionan los noviazgos con el éxito personal. De ahí que Andrew le dijera a su novia que debían terminar con su relación porque él se iba a dedicar a la música completamente y ya no tendría tiempo para ella. Una cruda verdad que ella no recibió muy bien. 

En fin, siento que al final si fue lo mejor y más sensato. Resulta que no soy capaz de sentir empatía por la chica, al final no les cuento si regresa o no, simplemente considero algo justo lo sucedido. 



Entonces dedicado a la música el chico Neiman lleva a otro nivel su obsesión. Y dedicado a ser un temible y rudo maestro de música, Fletcher ya ha encontrado a su discípulo. Esta relación amor/odio tiene un punto clave en la escena final.

Oh esa valiosísima escena final... la sangre, el sudor, el jazz y todo ese talento obsesivo de alumno y maestro concluyen de una forma perfecta. Si, creo que Fletcher sintió que aquello era perfecto y Andrew se lo dejó dicho desde el "Fuck you". 

En fin, en el momento en que la pantalla se pone en negro ya sabemos que sigue, y a todos nos agrada. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Película El valor de una promesa, análisis, argumentos, y varias cosas que decir

El perfume, historia de un asesino, película, análisis, resumen, sinopsis, ensayo