Escritores de la libertad, freedom writers, diarios de la calle, opinion, reseña, review, ensayo, enseñanzas

Escritores de la libertad, freedom writers, diarios de la calle, opinión, reseña, review, ensayo, enseñanzas, frases célebres. Es inevitable hacer el careo o el diálogo constante entre el libro y la misma película. Los escritores de la libertad, el poder de la escritura para romper las limitaciones y hacerse oír por encima del barullo.
Porque no basta con conocer la verdad para ser libres (parodiando palabras atribuidas a un gran profeta de la antigüedad), es preciso manifestarla, darla a conocer.
El ejercicio de la escritura tiene grandes beneficios para las personas, sean o se consideren estos escritores o no: Obliga a pensar, no solo la propia experiencia o el mensaje que se quiere transmitir sino el entorno, todo lo que nos rodea.
De alguna forma nos exige claridad, método, argumentación y ritmo. Pero el ejercicio narrativo es estéril si no dispone de conectores, de hechos, de vida, de una pasión, de un hilo conductor que llegue, que abra puertas, que transmita lo que deba decir.
Miro esta película y me obligo a replantearme la utilidad de los saberes que se imparten en los entes educativos de todos lados; en lo que creen los docentes y lo que opinan los propios estudiantes.
Vivir, no es sencillo, es una materia difícil porque supera a cualquier teoría o sistema preestablecido; se trata de algo dinámico con giros bruscos y desenlaces inesperados. Los colegios no pueden pretender enseñar a vivir pero si pueden acercar elementos y rutinas, herramientas y métodos para ser capaces de enfrentar las realidades con procesos de pensamiento objetivos, prácticos, ceñidos a la lógica y no dejados al albur de las emociones del momento. Claro, la evolución de las tecnologías ha ido abriendo espacio para otros saberes y lenguajes.
El asunto es que cada uno comunica a su forma y tiene validez tanto como el otro.
Cuantas discusiones bizantinas tuve personalmente porque no entendía la utilidad del álgebra para mi pequeño proyecto de vida y mi profesora respectiva no supo hacerme entender esto. Pero eso es lo bonito de vivir, que la vida nos da siempre desquites… lo pude entender un par de años más tarde y avancé de forma vertiginosa no solo en mi saber matemático sino lógico: las matemáticas nos dan los rudimentos para aprender a pensar, a plantear y a resolver problemas, a abstraer las variables implicadas, etc. etc.
Lo mismo sucede con la literatura, con la escritura, son elementos catárticos, con catalizadores, productores de reacciones, enseñan a ver el mundo, la existencia, la experiencia de otros, nutren nuestra propia imaginación y solo por eso son materias revolucionarias; cuantos de nosotros hicimos nuestros primeros viajes de la mano de una novela, de un cuento, de un poema; cuantos nos sentimos diferentes de nuestros semejantes y creímos estar solos en la galaxia y, al leer un texto narrativo descubrimos que somos muchos, dispersos por aquí y por allá. Se insiste hasta la saciedad en aquello de la tolerancia, por aquello de haber personajes marginados y marginales en las aulas donde enseñaba la maestra Erin. Obvio que es importante. Pero no puedo desconocer la importancia de los sueños, de la imaginación activa que se usa para entender y contextualizar un buen relato. En lo sueños podemos, nos identificamos, tenemos pocos límites (no es un discurso moral sino motivacional), se vale atreverse; lo mismo sucede con y por la literatura.
Recuerdo bien que cuando era pequeño se me vendía el estigma que todo lo que venía en este tipo de libros era mentira. Pero fíjese que desde muy niño entendí que no; es decir, podemos inventar personajes pero debía meterlos en un espacio-tiempo, luego debía investigar, detallar, entender, analizar para poder relatar, mejor dicho, los personajes son reflejos de una o varias realidades. Bueno, de alguna manera los muchachos de Los escritores de la libertad lo entendieron, fueron capaces de domar al corcel de la creatividad, sea esta como refugio o huída, como forma de entender su propio entorno o sencillamente como lluvia de ideas.
La escritura puede cambiar mi mundo y el de mis semejantes. La libertad es elección en un mundo donde las opciones son limitadas. Salón 203. La transformación de la desesperanza en empoderamiento.
Dos hechos curiosos sucedidos en el filme que me llamaron poderosamente la atención. Uno fue la pasión puesta en la lectura del diario de Ana Frank por parte de todos pero en especial de Eva, como se empecinó en meterse en la trama y quería saber más, buscando atajos y, sobre todo, cómo se molestó cuando conoció el final de la obra. De alguna forma sentía que había fracasado. Y mejor aun estuvo la respuesta de su compañero, mostrándole que en realidad era eterna, que habían elementos rescatables y perennes.
Otro fue la curiosa relación de Erin con su esposo, cómo lo fue relegando a un segundo plano y se concentró en su pasión. Hubo rompimiento, era inevitable, sin embargo ocurrió lento de forma casi imperceptible. No se puede tener todo el paquete completo, la vida otorga pero es preciso hacer concesiones.

Frases, citas, diálogos


  • Miep Gies : Pero incluso una secretaria ordinaria, un ama de casa o un adolescente pueden, a su manera, encender una pequeña luz en una habitación oscura. 
  • Andre : Justicia no significa que el malo vaya a la cárcel, solo significa que alguien paga por el crimen. 
  • Brandy : Nadie escucha a un adolescente. Todo el mundo piensa que deberías ser feliz solo porque eres joven. No ven las guerras que luchamos todos los días. Y un día, mi guerra terminará. Y no moriré. Y no toleraré el abuso de nadie. Soy fuerte. 
  • Marcus : nunca antes había tenido un héroe. Pero tú eres mi héroe. Miep Gies : Oh, no. No, no, no, joven, no. No soy un héroe. No. Hice lo que tenía que hacer, porque era lo correcto. Eso es todo. 
  • Erin Gruwell : ¿Alguien sabe quien es Homero el de la Odisea? Andre : Conozco a Homero Simpson.
Creo que luego de este post viene a cuento una vieja nota de mi blog titulada Del oficio de escribir; Wonder, extraordinario, análisis de la película y el libro; ideas para escribir y superar bloqueos; Tal vez Betty Blue también encaje por aquello del conflicto del escritor.
Escritores de la libertad, freedom writers, diarios de la calle, opinion, reseña, review, ensayo, enseñanzas

Comentarios

Entradas populares de este blog