Betty Blue, estudio, ensayo, crítica, de que trata, resumen, sinopsis, análisis, frases

Betty Blue, estudio, ensayo, crítica, de que trata, resumen, sinopsis, análisis, frases.
Corría el año de 1986 cuando ví por vez primera a Betty blue (que en francés se llama 37°2 le matin, que da a entender que en la mañana esa es la temperatura de una mujer embarazada en grados centígrados, acaso la obsesión de Betty, fecundar, dar vida, prolongar lo bueno) y de inmediato me impactó, porque andaba estudiando francés quizás, porque soñaba con ser escritor y enfrentarme a ese tipo de conflictos y acaso también porque añoraba un mujer eminentemente sexual, que me atrapara y me transportara a otros planos de existencia.

Betty Blue, ese maravilloso filme erótico visto por la mayoría como la puesta en escena de dos seres desequilibrados (Y quien no lo es, que alce la mano el que se crea lo contrario), lujuriosos e inconformes trasegando tonos pastel y música de carruseles...La película fue dirigida por Jean-Jacques Beineix y la protagonista era Béatrice Dalle (aunque hay que recordar que la historia, el guión como tal se basa en la novela homónima de Philippe Djian) .
Hay escenas filmadas en Aude, Gruissasn y en general en el sur de Francia.120 minutos en la versión normal de 1986 y 185 en el montaje del director (2004)

Pero Betty Blue es la coincidencia de dos voluntades poéticas, creativas, azarosas. En Betty Blue confluyen las ansias existenciales de una vida mejor (Betty) y la voluntad de no dejarse avasallar por el día a día (Zorg); en Betty Blue se junta la pasión como exorcismo del tedio diario (Zorg) y como mecanismo de búsqueda no solo de placer sino de amor(Betty).Aunque hay críticos que dicen que Betty tiene trastornos mentales.
Ahora, pudiéramos quedarnos escuetamente en esta perspectiva. 
Pero en 37°2 le matin el prosaico sobreviviente de las playas francesas esconde un genio literario (bueno o malo, no viene al caso). Zorg escapa de su rutina garabateando una novela en cuadernos... Igual es su terapia privada anti-enloquecimiento, no le da los roles protagónicos que otros quisiéramos para nuestras obras. En 37°2 le matin, vemos cómo Betty, una camarera sin ninguna formación académica[1] huyendo de un jefe que la acosa sexualmente, canaliza y sublima esta faceta de su amado.

No recuerdo quien decía que la mujer para amar, debe admirar a su pareja. Pues este fue el caso de Betty, de un deseo desbordante y la posibilidad de estabilidad económica inmediata pasa a admirar a Zorg y a desear que el mundo conozca sus creaciones, pero, sobre todo, a lograr que el se salga de su mundo “barato” y se proyecte como escritor. Betty se da completamente a su amor y a su carrera, queriendo a su vez ella crear, componer un mundo a través de la esquiva maternidad.[2]

En Bety blue (37°2 le matin) entonces tenemos dos creativos huyendo de su soledad, jalonando un único proceso por dos bridas diferentes, en ritmos distintos: el intenso y voluntario de Betty y el pasivo y resignado de Zorg. ¿Quién es más artista? Tal vez Betty. ¿Porque muere entonces tan trágicamente? Porque debe morir para a su vez dar vida; porque la tragedia, como el caos son campos fértiles para vastas cosechas... Y Zorg, dentro de la lógica interna de la película, debe matarla, para rescatarla de su infierno y de su imposibilidad, para él mismo atreverse a escribir todo lo que quiso y nunca escribió. Betty blue puede tener similitudes temáticas con el filme Turks Fruit (producción holandesa) aunque su manejo es distinto.
Si no he visto esta película una docena de veces, es poco; sugiero que sea vista por los cinéfilos y personas deseosas de conocer otro cariz del cine, Betty Blue no es Hollywood.

Frases

  • Llega un momento en que el silencio entre dos personas puede tener la pureza de un diamante.
  • Sobre dispersión yo elijo concentración. Tengo una vida, lo único que me interesa hacer es que brille.
  • Sin embargo, cuando miré detrás de los rostros de los que me rodeaban, todo lo que vi fue locura, inquietud y angustia o sufrimiento, miedo y soledad... Vi a unas chicas bonitas pero me parecían feas y los hombres parecían estúpidos...
  • Metimos la pata cada noche; la previsión era para las tormentas.
Betty blue resumen, análisis



[1] Zorg tampoco la posee, formalmente hablando; parece ser como muchos de nosotros, forjados a golpes de lecturas y experiencias incendiarias. 
[2] Porque ser padres es ser artistas, se trata de diseñar valores y estilos, hábitos y maneras para los hijos, con el encanto adicional de ir puliendo y/o reforzando día tras día los trazos…y el proceso de construcción no termina.Y esta es su propia terapia anti-enloquecimiento.
Ver también: the Dreamers 2003

Comentarios

Entradas populares de este blog