The Fight Club, El club de la Pelea. Análisis, sinopsis, frases y lo que corresponda

Seguramente si esta película no hubiera sido recomendada no la hubiera visto, en un principio el título sugiere una trama callejera, para mi era como imaginar una película de pandillas y mujeres sensuales pavoneándose por las calles con sus gorras planas y como las acompañantes de motociclistas... un poco de droga, una que otra arma, el muchacho humilde que se resiste a la delincuencia y el detective fumador que acaba en medio de ese club, perdón quizá exagere... es la emoción que resulta de ese tipo de cine. Sin embargo me llevo una sorpresa: todas mis suposiciones desmentidas en unos 150 minutos muy disfrutables.     


The Fight Club (o El club de la Pelea, para los que somos más incultos) fue estrenada en 1999 y en lo que pude leer por ahí encontré que en su momento no fue muy recibida, supuestamente no cumplió la meta de taquilla y no sé qué cosas más aburridas de marketing. La buena noticia para todos es que aunque los tiempos son otros (mejores o peores, como ustedes decidan) esta se ha convertido en una película de culto. Así que críticos 0, El pueblo 1. 

No creo poder hablar de una sola cosa en concreto porque este es el tipo de argumento que no tiene una sola respuesta, hay muchas filosofías de vida, demasiadas posturas acerca de lo que no es y lo que no debería ser, es decir vale la pena volver a ver El Club de la pelea y varias veces (no solo por Norton o Brad Pitt) sino por todas aquellas reflexiones y críticas a los componentes que hacen asquerosa nuestra sociedad... lo siento me dejo llevar fácil. 
Sin embargo he de aclarar que no voy a hacer un resumen de la película, primero porque vale la pena descubrir qué sucede con los personajes y aunque muchos pueden jactarse de que veían venir el giro que dio la película, yo no lo vi venir y mucho menos esperaba el desenlace. Obviamente estuve preguntándome cómo carajos esperaban resolver esto y que uno como espectador egoísta e inescrupuloso pudiera sentirse satisfecho, y para ser sincera creo que las cosas acabaron muy justas (y "justo" no es un adjetivo fácil de otorgar). Por otro lado si hay que revelar cosas muy importantes.

El protagonista, de nombre desconocido hasta la fecha, es el tipo de persona que confía el sentido de su vida a las cosas materiales, es el mejor ejemplo de la sociedad de consumo "Estar completo" a través de todas las cosas que menos importan al final del dia: las cosas materiales. Entre sus compras y su insomnio no quedan más que restos de un ser humano que va encontrando consuelo, en cosas que para mi son un tanto retorcidas... el protagonista empieza a asistir a grupos de ayuda, a llorar en brazos ajenos allí y a escuchar lamentos, y en ese momento fue donde me pregunté por el significado de ese tipo de "alivio" que empezó a sentir el protagonista. 

En fin, todo se le complica por un personaje que no podía ser mejor interpretado que por  Helena Bonham Carter, llamada Marla Singer, y si, Marla sí que supo joder las cosas para el protagonista, y a decir verdad ella era una mujer bastante jodida por sí misma. La filosofía de vida de Marla, aunque destructiva y excéntrica para cualquiera porque no, es muy interesante de observar. 

Y para no entrar mucho en detalles... a la vida del personaje, así como si nada, como cualquier dia en que uno despierta y no regresa a dormir siendo el mismo, llega Tyler Durden, la persona que también lo jodió cambiando todo lo que era, dándole algo más que una filosofía de vida, dándole una vida simplemente "tocando fondo". Y por favor este mensaje no debe malinterpretarse de ninguna forma romántica... Tyler realmente lo jodió, porque él era todo lo que no era el protagonista y todo lo que necesitaba. 

¿Y qué hay del club de la pelea? en realidad es eso: un grupo de hombres reunidos algunas noches para pelear entre ellos. Ahora algo menos insustancial: Un grupo de hombres, padres de familia, oficinistas, empleados cualquiera, que luego de un largo dia de trabajo y semanas eternas aguantando a esos jefes que pisotean cada uno de sus esfuerzos, a las mujeres que solo piden más dinero porque nunca nada alcanza, a los compañeros de trabajo que viven arrodillados detrás del ascenso y las apariencias... ellos se reúnen a destruir toda esa carga, a liberarse de la tensión de tener que sobrevivir con las uñas... y todo a través de los golpes. Al parecer resultó ser buena idea, en un principio el protagonista y Tyler, a petición de Tyler empezaron a golpearse, semanas después eran cada vez más los hombres que se unían al Club de la pelea.  
“La primera regla del Club de la Pelea es: no se habla del Club de la Pelea. La segunda regla del Club de la Pelea es: no se habla del Club de la Pelea. Tercera regla del Club de la Pelea: si alguien grita: basta, se desvanece o hace una señal, la pelea se acaba. Cuarta regla: solo dos hombres por pelea. Quinta regla: una pelea a la vez. Sexta regla: sin camisas, sin zapatos. Séptima regla: las peleas durarán lo que tengan que durar. Y la octava y última regla: si esta es su primera noche en el Club de la Pelea, tienen que pelear”


Pero alto ahí, que el Club de la pelea es solo un inicio... Tyler maldito Durden planea algo como "la destrucción de la economía como la conocemos", el golpe que sería envidia en los círculos anarquistas... ¿Lo logra? ¿Qué pasa con Marla en todo este rollo? ¿Y dónde queda el protagonista sin nombre? Bueno, no lo van a encontrar aquí... aunque para esparcir mi maldad solo una frase más... Hubo un momento en que solo me pregunté ¿qué si fue real?

Y ya para concluir este enunciado sin fin, me gustaría resaltar muchas de la cualidades que hacen que Tyler mantenga las cosas interesantes. Como no voy a hablar de su mentalidad, se pasó la película recitando mensajes ambiguos... como dice la canción "it makes me wonder". Tenía cierto liderazgo que terminaba en admiración, esa actitud de rebeldía y rompe corazones tampoco pasó por alto, ni siquiera para mi. Su entendimiento en la forma en que se desenvuelve la vida, el poder hacerse cargo de todas las cosas porque entiende perfectamente cada uno de sus pasos, como si supiera donde debe pisar, o mejor aún sin saber dónde... lo encuentra con una habilidad formidable. 

Y el valor agregado al final es imponente, creanme.      

Algunas frases (o expresiones) que valen más que la pena: 


-"Perder la esperanza era libertad."

-"Cuando tienes insomnio nunca te duermes realmente y nunca te despiertas."

-"Amigos de un momento."

-"Las cosas terminan siendo tus dueñas."

-"Somos una generación de hombres criados por mujeres, me pregunto si una mujer es la respuesta
que necesitamos."

-"Hasta que perdemos todo estamos dispuestos a hacer lo que sea."

-"Estas un paso más cerca de tocar fondo."

-"Nuestra gran depresión es nuestra vida."

-"La habilidad de dejar realmente lo que no importa a un lado."

-"Me conociste en un momento muy extraño de mi vida."



Comentarios

Entradas populares de este blog

Película El valor de una promesa, análisis, argumentos, y varias cosas que decir