Lion, un largo camino a casa 2016, comentarios y opiniones, pelicula, A Long Way Home

Lion, un largo camino a casa 2016, comentarios y opiniones, pelicula, A Long Way Home, Saroo, sinopsis, reseña, review, de que trata, cual es el argumento, Guddu, movie.

Estuve viendo en cine la película Lion, un largo camino a casa, filme estrenado comercialmente en el año 2016. Bien, tuve la dicha de verla junto a dos mujeres interesantes, Andrea y Daniela, cada una con una visión del mundo sorprendentemente diferente.
Pero no voy a explayar mis apreciaciones respecto a la grata compañía (y lo hago por respeto a ellas) sino a tratar de emparejar algunos elementos claves que me parecen de la historia.

El título

Como casi toda secuencia fílmica, parte de un título, Lion. ¿Porqué se llama así? Da la casualidad que tanto las memorias escritas (de Saroo Brierley, 2013) que dieron origen al filme como la acción de la misma, transcurren en India; en hindi, Leon, se escribe “Sher” o aun “Shir”; el nombre real del protagonista es “Sheru” un diminutivo de “Sher”. Y el nombre Saroo es una mala pronunciación del mismo.

Opiniones y datos sueltos

¿Personajes que me llamaron la atención ?
  • El padre de Saroo, quien brilló por su ausencia, se había ido.
  • La madre biológica del protagonista, Kamla Munshi, no se arredró por las circunstancias y sacando coraje de donde no pudiera haberlo, se dedicó a la construcción como forma de ganarse la vida para llevar el sustento a casa. Sin embargo, no siempre alcanzaba a proveer alimento para tantas bocas ni para saciar otros gustos.
  • Guddu, el hermano mayor; es decir, no era un sujeto viejo, sino alguien con algunos años más que Saroo; un muchacho que no solo asumió con hidalguía y altura la “responsabilidad” de ayudar a proteger a sus hermanos pequeños.
  • Saroo: su nombre completo era Sheru Munshi Khan.Nacido en la zona de Ganesh Talai, ciudad de Khandwa, región de Madhya Pradesh , India. Se trata de un epicentro ferroviario importante de la península. En alguna ocasión, cuando Saroo tenía 5 años, Guddu tuvo que ir a trabajar a unos 70 kms, a Burhanpur y llevó consigo a su hermanito. Saroo se quedó dormido, en un vagón, esperando a su hermano, que lastimosamente, según sabemos al final de la narración, muere atropellado por un tren esa misma noche. Saroo despierta con el tren en movimiento, que solo se detiene 1.500 km después, en Calcula, en la estación Howrah. Supervivencia, días difíciles. Va a parar a un orfanato. No sabe exactamente de donde viene y por tanto es muy complicado que los funcionarios sepan con certeza donde ubicar a su madre. Como si fuera poco hay dificultades idiomáticas severas para el muchacho, que no habla la lengua de sus interlocutores. Pasan lo días y es adoptado por una familia de Hobart, Tasmania, en Australia.
(Creo que el amor de un padre (madre) adoptivo (a) puede ser incluso más grande y desprendido que el afecto de uno natural, que quizás se siente constreñido, empujado a cumplir con su deber de sangre, mientras que el otro parte de un espontáneo impulso de amar, de servir, de construir y trazar un rumbo promisorio para otro ser humano). Así le sucedió a Saroo. Creció con una familia de clase media alta. La búsqueda de su familia biológica mediante Google Earth es un titánica labor, sobre todo si tenemos en cuenta que hay muchas lagunas e imprecisiones en sus bases de datos para varias regiones del mundo  pero, aun más con los vagos recuerdos de infancia de Saroo.
  • No recuerdo el nombre completo de la novia de Saroo (Lucy) pero era un mujer muy bella, no solo por aquello de su físico atractivo sino porque asumió que su pareja necesitaba aquello, esa búsqueda implacable de sus fuentes y lo apoyó con toda su energía.Mujeres así, pocas.
La vida es de por si una búsqueda, un devenir intenso de los humanos queriendo atar cabos, fortalecer afectos, reencontrarse con otros. Viendo los escenarios paupérrimos, las condiciones de vida tan complicadas de estas personas, la piel ajada de la madre biológica de Saroo, no pude menos que llorar, sin complejos, porque de forma muy lejana y colateral me hizo revivir mis propias circunstancias adversas en alguna etapa de mi infancia, pude rememorar a mi abuelita con su sencillez y cándida sonrisa… y no solo eso, la ternura, los sentimientos básicos y perennes, la necesidad de afecto, de identidad, de querer saber y asimilar sus propios orígenes, se erigieron para mí, en una tierna historia muy bien contada.Recomiendo verla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Película El valor de una promesa, análisis, argumentos, y varias cosas que decir