Antz-Hormiguitaz, estudio, ensayo, crítica, Análisis de la pelicula

Antz cine peliculas
Antz-Hormiguitaz, estudio, ensayo, crítica, Análisis de la película.
Volví a ver como por décima vez en mi existencia a Antz-Hormiguitaz y no solo me divertí sino me cuestioné sobre los avances tecnológicos habidos durante los últimos años. Voy a compartirles apuntes sueltos tomados a lo largo de los mismos cada vez que miro este filme:


Nada más empezar el film de Antz (Hormiguitaz), el espectador ya se muere de la risa: Z-4195, la hormiga protagonista de la historia, contada por Woody Allen, está tumbada en el diván de un psiquiatra de hormigas. Haber crecido en medio de un millón de hermanos fue una experiencia neurótica, explica Zi, que sufre bajo el trauma de ser una insignificante hormiga sin esperanza. Mientras que en el fondo, el computador hace desfilar a miles de hormigas por una especie de colonia metropolitana, el psiquiatra le corrobora a Zi, que efectivamente, es un ser absolutamente insignificante.

Pero este pobre alma en pena se enamorará de la princesa Bala, cuya voz es la de la seductora Sharon Stone. Zi, una hormiga trabajadora, se convierte en héroe de guerra en contra de su voluntad y finalmente decide partir en busca de Insectopía, un mundo mejor. Esta historia inteligente, más adecuada para mayores que para niños, tiene un final feliz tipo Hollywood:Bala y Zi tienen uno o dos millones de bebés hormigas. La acción habrá de transcurrir en un hormiguero del Central Park durante cuatro dias; habrá un personaje siniestro, el general mandíbula.

“Antz” no fue la primera película de dibujos animados totalmente creada por ordenador. John Lasseter ya había pisado este terreno cinematográfico, en 1995 con “Toy Story“.
Pero “Antz”, la última producción de PDI, una filial de la productora Dream Works, ha impuesto nuevos criterios en la denominada animación por ordenador o computadora. Nunca antes se había desarrollado un procedimiento tan lujoso para la “animación” de una cara. El pc reconstruye los huesos, los músculos y la piel basada en una cabeza humana. Para lograr estos efectos tan impactantes en su momento, usaron los Silicon Graphics O2. Pero un minuto, los dibujos originales arrancaron siendo elaborados en papel, luego se hicieron figuras de barro a escala, que se copiarían tridimensionales a los computadores mencionados.

El software de personalidad hizo posible que las hormiguitas movieran los músculos precisos en el instante indicado de acuerdo con el posible estado de ánimo que tuvieran, volviendo a la animación en cuestión en un actor profesional, muy humano. Pero los sistemas computacionales intervinieron además muy fuertemente en las escenas donde miles y miles de hormigas aparecen (escenas de masas).
Averiguando averiguando supe que hay coincidencias entre Antz-Hormiguitaz y el libro de Adolf Huxley El mundo feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog